Apoyo y valoro el sistema escolar público donde van mis tres hijos. Como madre, lo que espero es que la escuela rete a mis niños, les motive a alcanzar sus potenciales, y que les equipe con las herramientas necesarias para ser individuos capacitados. Esas 7 horas al día deben ofrecerles la oportunidad de crecer en diferentes áreas más allá de las ciencias, las matemáticas y los ABCs.

Pesa ver cómo los sistemas educativos en este país están a duras penas pudiendo mantenerse en operación.Como una misma epidemia, las escuelas están eliminando indiscriminadamente programas de arte y música, aquí y allá (y hasta la hora del almuerzo para acortar el día escolar). ¿Será que las escuelas públicas en este país están en peligro de extinción? 

Sigue la lucha constante de padres y maestros por salvar programas, y por parte de las administraciones de analizar seriamente sus presupuestos y cortar, cortar y cortar. ¡Menos maestros, menos electivas, menos programas extracurriculares, menos horas de estudio! Muchas escuelas están explorando eliminar cosas tan básicas como la hora del almuerzo. ¡¿La hora del almuerzo?! Dejar a los niños sin almuerzo para acortar las horas en la escuela, me parece inhumano. 

De por sí los estudiantes en este país pasan mucho menos tiempo en la escuela que en la mayoría de los países industrializados (un promedio de 180 días de escuela al año comparado a 220 en otros países). Claro que ni siquiera la cuestión aquí es si se deben extender las horas de escuela (algo que, a propósito, se ha comprobado resultaría en mayor rendimiento académico de los niños), sino de cómo dejar de acortar el tiempo en la escuela, ¡de cómo salvar lo que nos queda! En Granby, Colorado, la semana escolar consiste de 4 días (cuatro días más largos), permitiéndole a su administración ahorrarse alrededor de $200,000 al año. Se ahorran en transportación, servicio de comida, mantenimiento y hasta en luz y agua. ¿Podrá ser ésta la respuesta? 

Estudiando las opciones, haciendo bien la matemática y experimentando con diferentes fórmulas, estoy segura de que las escuelas y los padres, juntos, podemos descifrar este problema. 

¿Crees que eliminar la hora del almuerzo escolar sea solución alguna a los problemas presupuestarios del sistema de educación en este país?