Hace pocos días, escuchaba las declaraciones del abogado de uno de los jóvenes acusados de violación y de participar en la grabación de dicho crimen en Steubenville, Ohio y que le ha dado la vuelta al mundo por la morbosidad y gravedad del acto.  Las palabras del abogado realmente me sorprendieron, pues el señor Walter Madison dijo que el caso estaba "fuera de control" por la atención de los medios de comunicación a nivel internacional. Esto lo hemos escuchado antes – y de muy variadas fuentes – que la culpa de todo la tienen los medios que reportan y explotan las noticias. Es fácil buscar culpables rápidamente, sin reflexionar sobre la gravedad del problema y, mucho menos, buscar una verdadera solución.

Lee más en ¿Qué Más?¿Acaso es más importante proteger a un equipo de fútbol que 

Alguien debe informarle al abogado Madison, que su cliente y los demás miembros del equipo de fútbol que participaron en esa violación son quienes realmente están "fuera de control". Me parece que si queremos podemos enfatizar que quizás fue la influencia del abuso de las drogas y el alcohol, de quienes provocaron el acto con la grabación de la violación para ponerla en las  redes sociales, además de la aparente inmadurez emocional exagerada de todos los involucrados, etc. Pero considero que todo eso es un escape fácil e injusto. ¿Somos o no somos responsables por nuestras propias acciones?

Considero que un joven de 16 años, con un desarrollo más o menos normal, tiene que tener control de sí mismo y ser responsable por sus acciones. En EE.UU a los 16 años los jóvenes manejan un auto y muchos ya saben a qué universidad están aplicando para comenzar sus estudios y su carrera académica. Es verdad que los adolescentes pueden "adolecer" de mucho, pero no podemos permitir que actos criminales extremos se excusen porque algunos medios estén o no "fuera de control".  Todos los involucrados son los verdaderamente responsables y tienen que enfrentarse a la totalidad de la justicia.

Lee más en ¿Qué Más?: ¿A quién se le ocurre que en el caso de la asquerosa violación de

En los últimos días, también hemos visto un aumento de violaciones en la India, un país donde hasta hace muy poco los derechos de la mujer eran casi nulos. Eso parece estar cambiando, pero a nivel internacional nos falta mucho por hacer y lograr.  A cada joven – especialmente a los hijos varones – le tenemos que trasmitir el respeto a la mujer. No esperemos que lo hagan algunos músicos, cuyas canciones contienen mensajes violentos y a veces misóginos. Eduquemos nosotros con un nuevo sentido de respeto hacia todo ser humano, y especialmente, nunca tomar a la ligera la vida y la integridad de los demás. 

La responsabilidad de los medios es no prestarse para propagar ese tipo de imágenes violentas y morbosas. También entiendo que la "libertad de expresión" y la distribución de contenidos son cosas que en este país se consideran sagrados – todo tipo de control se considera "censura"-. Pero quizás lo más importante es que  no caigamos en la trampa de echarle la culpa de un crimen de esta magnitud a los medios. La verdadera solución es preguntarnos: ¿Qué es lo que lleva a jóvenes, supuestamente sanos, a cometer este tipo de crimen y después a reírse públicamente de sus actos tan severamente ofensivos? Y esa respuesta es la que mas nos debe preocupar.